El cambio: Una cuestión de polos

Érase una vez un brillante bloguero que por cuestiones de salud de las cuales no describiría en su página por motivos de privacidad y aburrición, se vio forzado a cambiar de universidad y de bandos en la vida; no es secreto para ningún estudiante la inmensa rivalidad que existe entre la Universidad Nacional Pedro Herrique' Ureña y el Intistituto Tenológico' de Santo Domingo.

Mútuamente se llaman "Lado oscuro", es como si se considerara cada universidad a su rival el polo apuesto(perdón, eso soy yo)  opuesto de todos los valores que representados  en ''casa'', pero como todo en la vida... Depende de quién cuente la historia, si un Inteciano o un Unphuniano (Sí, lo sé... Aquí INTEC gana, Unphuniano suena bastante deprimente y de eso no cabe duda.)

La UNPHU es reconocida a nivel nacional e internacional por la facilidad que otorgan a sus estudiantes en el pago de sus carreras. Sus diferentes programas de ''Media-Beca'' por arte, deporte o índice son célebres así que no es ninguna sorpresa encontrar personas de todo nivel socioeconómico. Y sí, estoy al tanto del programa PIES para estudiantes sobre-salientes de INTEC pero seamos honestos... Ahí no entra cualquiera.

Verán: El primer día de clases se parqueó a mi lado izquierdo una platanera y al otro lado un Ferrari. ¿Ahora sí entienden lo que digo? Obviamente me esforcé al máximo por no bajarme lo pantalosillo y ponérselo en la antena del Ferrari con mi número de teléfono pero el Ferrari me venció. He recibido 14 llamadas de un número desonocido y no he tenido el valor de contestar... Pero en fin, ¿En qué íbamos?

Cierto... En la UNPHU la gente es muy amable y humilde. No sé si será muy subjetivo lo que diré pero al menos en INTEC la gente era ligeramente intimidante, los profesores de la UNPHU son algo más... Relajados por ejemplo, mi profesor de Nombre de materia censurado que repitió en varias ocasiones que gastaba más gasolina viniendo a la UNPHU de lo que la universidad le pagaba. Obviamente me imaginé que tendría un Hummer o algún otro obseno tanque de guerra en 4 ruedas; sorpresa la mía al encontrarme con que conducía un compacto de esos que tienen la bocinita de Barbie. Lo que me hace dudar mucho de la veracidad de los hechos o quizá el vive en Pedernales... Nadie sabe.

En la UNPHU es todo al extremo: O estás en la cafetería de los ''Jevitos'' o en la difamada''Cafetería de lo' pobre''. O el que está limpiando el piso te mira de mala cara cuando tú pasas por su zona y le dañas el ''Trapeao''  o se acerca a ti, te sonríe mientras te dice que ''Buque' de Dio'' y te da un papelito de ''Acepta la palabra de Dio' Padre Santísimo en tu Corazón''. Y claro, está el ejemplo más claro: Estás en el edificio ocho en un salón de clases ultra-moderno, con su respectivo proyector, aire acondicionado, pizarra blanca y escritorios para cada estudiante y luego vas a otra clase en el edificio siete apodado cariñósamente ''El gallinero'' cuyas butacas son parecidas a la de una ecuela' pública con su increíblemente antiguo piso en cemento, los abanicos que encienden cuando quieren y el polvillo producido por el contacto de las barras de tiza con la áspera superficie de la pizarra verde son capaces de producirle un ataque de Asma a cualquiera.

Luego de casi morir intoxicado a base del hedor de tanta gente junta un día de esos donde la temperatura tiende a elevarse en proporciones ridículamente ridículas, me dirigí a picar algo en la cafetería de los pobres hasta que uno de los tantos amigos que hice en la UNPHU corrió despavorido hacia mí y me obligó a tirar a la basura mi Hamburguesa alegando que la última vez que comió ahí hubo que hacerle un lavado de estómago.

Así que con hambre y sin poder respirar mucho me dediqué a la faena de caminar hasta el edificio donde sería mi próxima clase. Todo aquel que haya ido a mi nueva universidad sabrá con exactitud a qué nos referimos al decir ''La faena de caminar'' y claro está que en un espacio de doscientos cincuenta mil metros cuadrados nada está a un tiro de piedra de distancia. Muchos optan por tomar sus vehículos para ir de un edificio a otro, pero tengo ligeras sospechas de que ese tipo de cosas las castiga el Karma, mandándote a Insomnio o Hitler un mal día.


Cuando iba a cruzar de una acera a otra, casi me arrolla un joven robusto y con una chaqueta de cuero, que andaba en una Harley Davidson anómalamente ruidosa para ser conducida en un recinto universitario. Con su cara de pocos amigos y una voz de ''Hasta la vista Baby'' propia de Arnold Schwarzenegger dijo algo así como ''Perdón'' o quizá fue ''Cabrón''. En fin, no lo pude escuchar porque aceleró rápidamente su ostentosa motocicleta y salió de mi vista antes de que pudiera percatarme.

Sorpresa la mía cuando después de una rápida visita al baño -que como en otros episodios de ''Ariel y su salada vida'' se extendió más de la cuenta- ingresé al salón de clases para encontrarme que mi profesor de la materia sería el mismo joven que casi me volvía un frito majao' veinte minutos atrás.


Se quedó callado observándome por un minuto cuando entré al salón de clases, hasta que la silla que arrastré para sentarme rompió el silencio. De ahí para adelante la clase transcurrió con mucha normalidad o al menos, dentro de lo que cabe. Más tarde cuando acabó la clase, caminé hasta mi vehículo sin éxito y tuve que poner el Google Maps desde mi móvil para encontrar la salida (Por más que me duela admitirlo... NO, NO ES UN CHISTE) 

Yo sé que les había prometido una investigación de carácter social pero es que ustedes mismos vieron en el de la Marihuana o hasta en el de la Masturbación cuando hablamos de temas tan controversiales y más si son producto de una investigación social hecha por el Equipo Medicaos el trabajo que engloba la producción de artículos de esta índole es cuantioso y por cuestiones de tiempo no hemos podido dar a basto para traerles lo que queríamos mostrarles exclusivamente hoy pero tranquilos, que definitivamente lo bueno se hace esperar.

Espero estén pasando una semana exquisita y quiero saber todo de ustedes, ¿Están bien? ¿Ya siguen a la cuenta de @Medicaos en Twitter? ¡Si no es así, háganlo! Los veo la próxima semana, como siempre se despide un enorme abrazo psicológico -A lo German-. Y colorín colorado... ¡ESTE VIAJE HA COMENZADO!, 

Ariel Saint

Notas adicionales: Aprovechamos la ocasión para una vez más felicitar a un valioso integrante del equipo Medicaos que estubo de cumpleaños el pasado Sábado ocho de Septiembre, su nombre es Alexis Ramses y sin él posiblemente no existiera Medicaos tal y como es hoy en día. ¡Los mejores deseos, gasta poco, bebe mucho, paz, felicidad, amor y una mujer que te aguante! De lo contrario aquí tienes tu aguacate para satisfacerte.

12 thoughts on “El cambio: Una cuestión de polos

  1. hahahahahahahhahahahaha :P lei la entrada por costumbre. Gracias por ese final, no me lo esperaba :") ahahhaha ♥

    ResponderEliminar
  2. Visitando de nuevo, estaba un poco perdido. La pregunta obligada aquí es: ¿Por que te has cambiado de universidad? ¿Por el jodonísimo trabajo que es encontrar un parqueo en Intec?

    Me alegra saber de ti y siempre que puedo leo tus entradas. Éxitos.

    -El Elegido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Elegido! Exactamente por eso, me alegra saber de ti también, ya te extrañaba por aquí.

      Eliminar
  3. Muy chulo el articulo, al parecer veras a morty mas seguido xD el campus de la UNPHU ea hermoso *-* pero simplemente demasiado grande xD en bdd me rei mucho, sigue asi :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así es, querida Marjorie lo que te extrañaré a ti!

      Eliminar
  4. hola estoy en la unphu estudiando medicina algunas cosas en la pre medica de intec son mejores pero para mi en el ciclo de medicina la unphu es mejor

    mi nombre es jose carlos te leo seguido cualquier cosa me preguntas por profesores

    suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Carlos, espero la estés pasando bien. Gracias por leerme...

      Eliminar
  5. Muy Arielin, la vida en INTEC no sera la misma si ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento... Pero estaré por ahí siempre. ¡ya verás!

      Eliminar
  6. LOLOLOLOOOOOL AHIWBUFSJBG S

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Saint Domingue, Dominican Republic
18 Años, extrovertido, estudiante de medicina, sin mucho que decir de sí mismo que no sea percibido por otro. Crea un blog para compartir su vida, virtudes, errores y sueños húmedos.
Ariel Saint Santé -. Con la tecnología de Blogger.