¿Examen?, ¿Pero de qué cojones me hablas?

Era un día común y corriente de clases en la academia de música, estaba yo en mi salón de piano Tweeteando y whatsapeando como pedro por su casa  practicando de forma habilidosa, constante y laboriosa mi programa en lo que llegaba mi profesor, siempre lo he admirado por su gran nulo sentido de la puntualidad.

Cuando por fin llega, me mira y sin siquiera un ''Buenos días'' dice ''¿Listo para tu examen?'' a lo que yo como todo ''Estudia-después'' exclamo ''¿Examen?, ¿Pero de qué cojones me hablas?''
Luego de varios minutos en los que mi profesor tiró por la borda sus 6 años en el conservatorio de música y se convirtió en psicólogo escolar, pude prepararme mentalmente para lo que me esperaba. Realmente tenía examen pero lo había olvidado POR COMPLETO gracias a mi ajetreado estilo de vida 'vacacionero'.

Me dirigí al salón de examenes y allí estaba esperándome mi profesora de teoría musical. Fue una grata sorpresa ver que ella iba a ser el jurado en mi examen, la adoro así que ni me puse nervioso mentira de mierda, mi corazón iba a 700 latidos por minuto el examen transcurrió con la profesora contándome de su futura boda mientras yo tocaba varias piezas de Baily y un estudio en Sol Mayor de no-sé-quién. El esquema era el siguiente:

[Ariel Toca la primera pieza]
¿Entónces qué hará para la recepción?
(Dialogo de Cinco Minutos)
[Ariel Toca la segunda pieza]
¿Y se mudará con el novio? ¿Ya compraron el apartamento?
(Dialogo de Cinco Minutos)
[Ariel Toca la tercera pieza]
Y hábleme de la guarra de su suegra... ¿Cómo es esa perra?
(Dialogo de cinco minutos)
Y así sucesivamente hasta terminar... He de admitir que fue el examen más largo que tomé pero rindió frutos: 

Al final del exámen, la profesora me felicitó. ¡Aprobé con noventa puntos de cien para una calificación de 'A'!

Ni yo mismo me lo creía. Creo que esto de ver películas todo el tiempo en Cuevana, vaguear, masturbarme holgazanear y dormir está dando serios resultados. Este lujo se va a acabar muy rápido, las vacaciones se terminan en menos de tres días y he de admitir que por mucho que quiera volver al campus del Instituto Tecnológico de Santo Domingo... ¡Extrañaré a las malditas! 

Nos vemos en la próxima catástrofe,

Ariel Saint





5 thoughts on “¿Examen?, ¿Pero de qué cojones me hablas?

  1. Me ha pasado, muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay, muchísimas gracias! Se hace lo que se puede. Espero verte pronto por aquí (Quienquiera que seas)

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, no hubiera sido posible sin tu ayuda.

      Eliminar
  4. Hola! Realmente tu blog es interesante y original!
    Una cuestión: Como es que te haces para estar en el Conservatorio y en Intec a la vez?
    Suerte! Gracias.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Saint Domingue, Dominican Republic
18 Años, extrovertido, estudiante de medicina, sin mucho que decir de sí mismo que no sea percibido por otro. Crea un blog para compartir su vida, virtudes, errores y sueños húmedos.
Ariel Saint Santé -. Con la tecnología de Blogger.