¡Se fue, se fue!

Sorprendentemente a la canción de Laura Pausini con el título de esta entrada no me refiero. Hablo de  mi madre, quien luego de veinte minutos haciendo maletas, emprendió viaje a una de esas islitas sin pensárselo ni un pelo.

 A final de cuentas, el caribe es igual en todas partes y eso lo he comprobado con mis viajecillos por ahí y hacia adelante, lo único que cambia es el nivel de ''prietería'' y en el lugar la carencia de comida... ¿Eso sonó algo racista, no?


Tan pronto como mi madre salió por la puerta con sus típicos movimientos, mi cabeza comenzó a maquinar más rápido que el viento. ¿Qué podría hacer un adolescente, con un vehículo disponible? ¡Quizá acabar con el mundo si se le era posible!
 Con mi dotación interminable de amigos con problemas mentales, podríamos cerrar Santo Domingo, entre nosotros y un par más de sementales. Las ganas de beber alcohol en el momento eran como las de Lindsay Lohan, que aclaremos ''Beber y follar'' es su slogan.
Primero lo primero, como mi pantalla de niño bueno no se puede caer por ningún motivo, salí al jardín por el periódico a marcar mi destino.
Mientras buscaba en los arbustos en los que el cabrón repartidor le gustaba encajar mi diario, escuché una voz que me llamó con tono arbirario;  como en pijamas y semi-desnudo me encontraba, decidí voltearme a ver de que se trataba.

 Era el vecino, casi encuero, me contó sin titubear que mi madre le había encargado de jalarme por los pelos.

Así que con una sonrisa me despedí y a mi casa sin pensarlo dos veces corrí.
A mi habitación entré y el cerrojo activé. De pronto, mi colapso mental una vez más se vio interrumpido, era mi móvil que sonaba casi despavorido.

 A la mesa me acerqué y sin pensarlo mucho contesté. Para ponerse a mis órdenes y recordarme que solo yo no vivía, ahí estaba al otro lado del teléfono: Mi queridísima tía.

Comida y hasta quedarme en su casa me ofreció, lo cual con mucha gentileza mi subconsciente rechazó.

Era el fin al parecer, todo el mundo sabía que en algo raro me quería yo meter. Pataleé, grité, berrinché y de no poderme portar mal me quejé.

 Mentalmente colapsé y de nuevo, mi móvil solo se sintió al parecer. Esta vez era mi abuela Benita, le habían contado la gran noticia de que mi casa se había quedado solita. Una vez más, fuera de casa me ofrecieron quedar, pero este es mi fuerte, no había duda, no me iba a marchar.

Otra invitación decliné y mi abuela se ofuscó en hablarme para que solo no me sintiera, al parecer ella no entendía que sola solo estaba mi cartera. Que mi primo la universidad dejó sin muchas emociones me notificó. El muy hijueputa' la carrera de derecho por hacerse piloto de ''stunt'' cambió.

 ¿Sabía usted que en República Dominicana como piloto de ''acrobacias'' alguien se puede graduar? Porque al menos yo, en ese tema ahora es que me vengo a desayunar.

Al final me tuve resignar y en casa todo un fin de semana me tuve que quedar. Bien así, varias veces pensé, si Mahoma a la fiesta no se va a mover, Mahoma a la fiesta puede traer.

Sin embargo, en una encrucijada me encontré... Con mis vecinos vigilando por adelante y por detrás, era imposible algo más que una noche de helados armar.

Y así fue como ocurrió, me di cuenta que lejos de mi yo intelectual mi vida se centró.

Hacía un tiempo que no leía un buen libro, mucho menos que una pieza clásica degustaba, por eso me quedé en casa y a Mozart sentía que me abrazaba.

No os voy a mentir, mal no me la pasé. Los bares no son mi ambiente, un buen libro es algo que nunca cambiaré.

 ¿Que me hubiera gustado disfrutar de la compañía de mis amigos? Por su puesto, pero por una noche solo en casa nadie se ha muerto.

Espero que esto les sirva de consuelo, siempre volver a un buen hábito nos ayuda a encontrarnos a nosotros mismos por los pelos. No hay discusión: Mi madre pronto volverá y mi tiempo a solas mañana acabará.

Tendré que volver a la rutina, bañarme y cepillarme para un chancletaso' no buscarme. Extrañaré mis propios jedores corporales porque me recuerdan a mi propia lindura, pero de lo que estoy muy seguro es que mi madre no quiere olerlos ni en pintura.

Por cierto, se me había olvidado comentarles... Estoy ahora de vacaciones y no encuentro a que actividad dedicarme. ¿Será la lectura la musa que cautive mis sentidos una vez más o mi madre un trabajo en el basurero estatal me buscará? Averiguelo en el próximo artículo de MEDICAOS, y si nos deja de leer en su casa todo el mundo quedará hinchao'. (Sí, ''Hinchao'' pero les pago para que me intenten rimar algo con ''MEDICAOS'')

Como cuenta se han podido dar, nuevos estilos de escritura me ha dado por tratar. Aquí Ariel el Yoda se despide, los veo la próxima semana en el blog que está de moda.

Ariel el yoda Saint

16 thoughts on “¡Se fue, se fue!

  1. Me gustó el contenido, creo que el mejor hasta ahora, odié la redactación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que no te haya gustado la redacción pero gracias por leernos. La próxima semana tenemos un súper-artículo que sé que será de tu agrado, un abrazo...

      Eliminar
  2. MUERO MUERO. MUERO Y RUEDO UNA VEZ MAS... Deberias escribir asi siempre JAJAJAJAJA, TE LO JURO que no he parado de erirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Já, te apuesto que te aburrirías! Me alegro ser tu fuente de risa.

      Eliminar
  3. Oh yisus craist. This is more than i can take, you, young man are talented and HILARIOUS.
    I'm looking forward next week article.


    -Your now secret #BlogStalker.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de talentoso y chistoso... Te confieso que esto de tener un stalker es bastante creepy.

      Eliminar
  4. Jijiji, aquí te va una: A Ariel voy a demandar, porque de risa me va a matar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demandar no deberías, porque pagarte no podría. Me encanta ser el que te lleve felicidad a tu vida, te leo la próxima semana...

      Eliminar
  5. Tendré que volver a la rutina, bañarme y cepillarme para un chancletaso' no buscarme. Extrañaré mis propios jedores corporales porque me recuerdan a mi propia lindura, pero de lo que estoy muy seguro es que mi madre no quiere olerlos ni en pintura. <-------- Se de que hablas ^.^

    BTW muy genial tu blog <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos hedores son la fragancia del alma... ¡Me encanta que te encante el blog, un abrazo!

      Eliminar
  6. Jajajajaja! Qe chulo Ariel! Me encanto! Me fascino! Estaba riendo sola en mi camita mientras leia! El hecho d darle rima lo hace mas "loco" al leer y le agrega mucha risa. Ummm yo, q tambn stoy de vacas.... He estado leyendo la saga de hunger games comence la semana q pasada con el 2do y ya voy x el 3ro...... Baje par de videos pa hacer yoga y na estare en eso estas vacas! Q haras?!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te alegres. Según he escuchado, la saga de ''The Hunger Games'' es excelente y espero que encuentres en el Yoga el equilibrio para una desenfrenada y acelerada vida como es la de un inteciano.

      Con respecto a las vacaciones, me encuentro ahora mismo trabajando en unas investigaciones de caracter social que yo sé que arrojarán resultados bastante asombrosos.

      ¡Me cuentas qué tal la saga, nos leemos pronto!

      Eliminar
  7. JAJAJAJA ruedo! Me encantó la rima, fue... diferente.
    Espero la siguiente publicación con ansias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo más que eso: Espero leerte comentando en la próxima publicación. Un abrazo...

      Eliminar
  8. Primera vez que comento aqui, no?
    Y creo que sera la ultima.
    Mua<3 te adoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No necesito que comentes, solo tienes que pasar por aquí y leernos ;)

      Eliminar

Datos personales

Mi foto
Saint Domingue, Dominican Republic
18 Años, extrovertido, estudiante de medicina, sin mucho que decir de sí mismo que no sea percibido por otro. Crea un blog para compartir su vida, virtudes, errores y sueños húmedos.
Ariel Saint Santé -. Con la tecnología de Blogger.